Un clásico moderno de espíritu “Porteño”