Marruecos, el país que seduce

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

Marruecos

Hogar de fenicios, cartagineses, judíos, romanos, bárbaros y árabes; estas civilizaciones han proporcionando una rica herencia histórica y cultural, dejando un país de contrastes que seduce a todo aquel que lo visita.

La Oficina Nacional Marroquí de Turismo junto con las agencias Wanderlust Travel y Spain Events, nos llevan en un viaje de familiarización a descubrir la ciudad de Marrakech y el potencial de esta zona para los viajes de incentivos en sus diferentes dimensiones. Visitamos también la región de Essaouria, bella zona pesquera ideal para incentivos junto al mar.

MARRAKECH: UNA PERLA PULIDA POR LA HISTORIA
Marrakech considerada la perla del sur, es también comparada con la célebre recopilación medieval de cuentos tradicionales del Oriente Medio: las Mil y una Noches. No es de extrañar, ya que pasear por sus calles es una mezcla seductora, envolvente, mágica y sensual. Al callejear comprendes por qué tantas civilizaciones han querido conquistarla.

Nos alojamos en el hotel Palmeraie Golf Palace, un 5* con claras alusiones a la arquitectura tradicional marroquí. Rodeado de jardines, casi es un destino en sí mismo, por su encanto, por la tranquilidad que mana de este oasis escondido a pocos minutos del centro de Marrakech. Dar una nueva dimensión a los eventos es posible ya que cuenta con un centro internacional de conferencias. Un emplazamiento de nueva generación que ofrece las tecnologías más avanzadas en un espacio de más de 4.000 m².

A tan solo 40 km de Marrakech, a los pies del Atlas y del Lago Takerkoust, se encuentra Couleurs Berberes, siete hectáreas preparadas para empresas que quieran promover el team building, coaching o la formación. Es un marco perfecto para conseguir reunir a todos los empleados en un gran espacio que ayuda a distanciarse de lo superficial y centrarse en lo esencial.

De vuelta a Marrakech, estuvimos en la plaza Jamaa el-Fna. Fundamental acudir tanto por la mañana, cuando el sol empieza a ponerse, y hasta bien entrada la noche. La misma plaza ofrece distintas visiones dependiendo la hora en que la visites. A todas horas es un hervidero de gente. Es muy difícil caminar sin pararse a cada paso a contemplar algún espectáculo: bailarines, domadores de monos, encantadores de serpientes. Y cuando se pone el sol desaparecen los tenderetes de la mañana y se llena de puestos de comida y de músicos improvisados.

Camelleros

Camelleros que pasean por las
dunas de las playas de Essaouira.

Directamente desde la Plaza accedes al Zoco que ocupa decenas de laberínticas calles. En él podréis comprar todo tipo de ropa, especias, comida, artesanía y productos típicos.

Los artesanos aún se agrupan por gremios; curtidores de cuero, carpinteros y ferreteros son algunos de los oficios que vas a econtrar. Pasear es todo un espectáculo para los sentidos: colores, aromas, texturas, te envuelven a medida que caminas.

LA GASTRONOMIA DE MARRUECOS
La gastronomía de Marruecos se presenta como una de las más interesantes y variadas del mundo, es de gran riqueza y diversidad. Los platos más conocidos y que no puedes dejar de probar son el son el cuscús y los tajines. El cuscús mundialmente conocido se basa en granos de sémola de trigo combinados con carne de cordero o pollo, verduras y la constante mezcla de dulces y salados con diversas especias.

El tajín es una de las principales referencias de la gastronomía marroquí. Lleva su nombre a partir del recipiente en el que se prepara, que es de barro cocido y suele estar cubierto por una tapa de forma cónica. El tajín puede realizarse con verduras, cordero, atún o sardinas que se fusionan con aceitunas, limón ciruelas, membrillo, y distintas combinaciones, preparadas con una importante base de especias.

Tuvimos la oportunidad de disfrutar de estos dos platos en una velada diferente en Chez Ali, un enorme recinto ubicado en el palmeral de Marrakech. El restaurante es un espectáculo constante, donde infinidad de grupos musicales amenizan la velada, tanto antes de la cena como durante esta. Tiene una capacidad para 6.000 personas y está formado por diferentes jaimas ubicadas alrededor de la gran explanada donde se desarrolla el espectáculo “Fantasía”; un espectáculo en el que jinetes, caballos, músicos, bailarines, acróbatas y pólvora, se dan cita en un gran escenario al aire libre y donde los jinetes realizan un disparo al mismo tiempo dando la sensación de unidad.

ESSAOUIRA: LA PERLA DEL ATLÁNTICO

atlas

Espina dorsal de Marruecos,
el Atlas es un formidable
paraje para caminar y
descubrir el alma del país.

Essaouira es una pequeña ciudad fortificada bañada por el Atlántico. Situada a 180 kilómetros al oeste de Marrakech. Declarada en 2001 patrimonio de la humanidad, es una bonita ciudad histórica amurallada con un inconfundible aroma marinero, recordado constantemente por el incesante chillido de las gaviotas y el continuo trajinar de los pescadores.

Visitamos el Sofitel Essaouira Mogador Golf & Spa preparado para MICE, alberga locales de reuniones que combinan la elegancia francesa con el estilo local, destacando varias de sus salas acristaladas completamente exteriores con unas extraordinarias vistas.

Otro de los hoteles que están preparados para albergar turismo de negocios es el Atlas Essaouira & Spa que dispone de sala de conferencias con capacidad para 200 personas, en un ambiente elegante y tranquilo, así como varias salas de reuniones. Después del trabajo siempre puedes disfrutar de la playa, que discurre a lo largo de una franja de unos diez kilómetros bañada por el mar. Una inmensidad sorprendente y sosegadora por su tranquilidad, con una arena impoluta.

Essaouira es una ciudad cautivadora, por sus murallas, su aire marino, su playa inmaculada y su tranquilidad que os dejará un recuerdo inolvidable.

Volvemos a casa, la lluvia nos ha acompañado en nuestro viaje aunque pocas veces llueve en Marruecos. Contentos por haber disfrutado de dos días muy intensos en un país lleno de contrastes, de visitar dos ciudades llenas de color, aroma y exotismo.

Dar las gracias a los organizadores por lo bien que nos hicieron sentir, a un pequeño pero gran grupo; Mohamed Sofi nos explicó que el agua es muy importante para su país y Nabil Amrani nos dijo que gracias a la lluvia volvemos a casa bendecidos por Alá.

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

También te podría gustar...