Las ventajas de contar con un Travel Manager en la empresa

Hasta hace un tiempo, el rol que en la actualidad desempeña un Travel Manager era desarrollado por parte de asistentes de dirección, personal de administración o incluso del departamento de compras y contabilidad, mientras que la figura del travel manager no existía como tal. A estos perfiles se les asignaba la tarea de gestión de los viajes corporativos, pero realmente carecían de formación específica en este campo.

El perfil medio del Travel Manager actual suele tener un título superior relacionado con el turismo o la administración de empresas. Actualmente, según los datos del informe “Radiografía del Travel Manager español”, desarrollado por IBTA junto con Diners Club y London City Airport, el 43% de estos profesionales cuenta ya con una formación específica para la gestión de viajes. Aparte de los programas formativos, el gestor debe tener una gran capacidad para la gestión de equipos, recursos y presupuestos.

Asimismo, sus habilidades de negociación son determinantes a la hora de conseguir las mejores condiciones económicas en función de las necesidades del viaje, las preferencias del viajero y la naturaleza del desplazamiento.

Travel Manager trabajando sobre su mesa de oficina

En la actualidad, la figura del Travel Manager es imprescindible en compañías en las que los viajes corporativos son habituales. Estos son algunos aspectos que quedan cubiertos para las compañías que cuentan con un gestor de viajes entre sus filas:

  • Se encarga de desarrollar y revisar periódicamente las políticas de viajes, incorporando mejoras que repercutan en el bienestar del viajero y en la rentabilidad de la empresa.
  • Vela y garantiza que estas políticas se cumplan
  • Controla el gasto en los viajes corporativos
  • Enfoca su tarea a reducir todos los costes posibles sin perjuicio para la experiencia del viajero
  • Analiza de forma pormenorizada todos los servicios del mercado y tiene capacidad de negociación para conseguir las mejores tarifas y descuentos
  • Identifica y se apoya en las nuevas tecnologías para agilizar la gestión y mejorar la experiencia del usuario
  • Tiene capacidad de adaptar los desplazamientos a las preferencias de los viajeros, maximizando así su satisfacción
  • Trabaja con una red de proveedores y colaboradores de confianza capaces de dar soporte a los empleados ante circunstancias imprevistas
  • Agiliza la comunicación entre los empleados que viajan y la compañía
  • Facilita la labor de los viajeros, lo que supone un importante ahorro de tiempo para ellos, así como un aumento de su productividad y satisfacción
  • Es la persona de referencia a la que acudir en el caso de imprevistos durante el viaje

Uno de los últimos informes de Amadeus sobre Corporate Travel Management en Europa estima que un gestor de viajes puede generar un retorno de la inversión muy positivo, con ahorros de hasta el 23% en los viajes corporativos de la empresa.

Así pues,  queda confirmado que contar con la figura de un travel manager aporta a la compañía grandes ventajas, no solo organizativas, sino también económicas. Artículo de Diners Club España

Comparte en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin