Las empresas españolas invertirían 139 millones de euros en conectividad