La transformación del Business Travel en España

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

cambios en las empresas

Las empresas aprenden a optimizar sus gastos de viaje, sin renunciar por ello a viajar, cada día más necesario en un modelo de negocio de exportación, y en un entorno cada vez más globalizado.

Corre el 17 de enero de 1.991, tras la invasión de Kuwait por parte de Irak, una coalición internacional de 31 países liderada por Estados Unidos y bajo mandato de la ONU inicia una campaña militar con el fin de obligar al ejército invasor a replegarse de Kuwait, atendiendo a la resolución 660 de la ONU. George H.W. Bush y sus aliados se enfrentan en guerra abierta a Sadam Hussein que sería más tarde derrocado. Nadie sospecha las consecuencias de un enfrentamiento de tal calibre, lo que sí es verdad es que comienza una era que cambiará el mundo en su conceptualización tal y como lo entendíamos entonces, se inaugura una nueva forma de hacer política, se producirán cambios demográficos inimaginables, se introducirán cambios sociológicos de gran calado, se sucederán escenarios económicos sin igual que irán exprimiendo los presupuestos de viaje gradualmente, aparecerán las nuevas tecnologías que transformarán radicalmente los procesos de las empresas, surgirá una nueva manera de comprar los viajes…

Desde el inicio de los viajes de empresa en España, allá por los años 70, hemos asistido a distintos ciclos económicos que han impactado de forma notable en la actividad del business travel en el mundo, y, en concreto en el mercado español.

La década de los 90 marca un punto de inflexión, tras la Guerra del Golfo, que deja a las empresas en la tesitura de diseñar y estandarizar las políticas de viaje, en una actividad que empieza a forjarse y a crecer desmesuradamente.

España no será ajena, nuestro país en su conjunto y el tejido empresarial en particular, sufre grandes cambios originados por cinco factores determinantes: la demografía, la geopolítica, la sociología, la economía, y la tecnología.

Durante estos años la evolución y desarrollo de estos cinco factores influyentes han cuajado en los comportamientos actitudinales de las empresas pasando de unos tibios inicios a un gasto a discreción con políticas de viaje muy permisivas, después, una obligatoria optimización de los gastos con políticas de viaje muy restrictivas, incorporándose el proceso de contratación a las áreas de compras que tratan dichos servicios como un “commodity”. Este hecho ha provocado bajadas continuas de precios, erosión de los márgenes, y una rentabilidad marginal obligando a las empresas del sector a implantar la innovación, la estandarización y automatización de los procesos, y emprender una carrera hacia la concentración en búsqueda de sinergias y posicionamientos competitivos diferenciales.

Estos cambios sociológicos, en cierta medida antropológicos, han llegado para quedarse en esta nueva era del business travel del siglo XXI, dejando ver un escenario muy distinto, constituyendo un cambio, no tanto coyuntural en sus comportamientos, sino una verdadera transformación en la forma en la que se contratan los viajes.

La geopolítica dicta el camino de la economía, que se apoya en la tecnología como un medio y no como un fin, para lograr adaptarse a los cambios demográficos y sociológicos de los individuos y de las empresas.

ERA DE

era de

ESCENARIO DEL BUSINESS TRAVEL

escenario del business travel

INTERACTIVIDAD DEL CLIENTE EN EL PROCESO DE COMPRA DE LAS GRANDES EMPRESAS

interactividad del cliente

Las empresas buscan por tanto en sus proveedores enseñas que primen la calidad, la sostenibilidad, la transparencia, la tecnología, la innovación, el precio, y por supuesto la “Experiencia del Cliente”.

En la próxima década veremos nuevos comportamientos, nuevas tendencias, nuevas herramientas, nuevos usuarios, una mayor optimización de los presupuestos de viajes. Llegará el pago por móvil, aparecerá el internet de las cosas, la comunicación entre las máquinas, los relojes inteligentes, los “wearables”, las Google glasses, las smart companies, el big data será un elemento competitivo crucial y la ciber-seguridad una gran incógnita a resolver.

Aquellas empresas turísticas que se adelanten y estudien el mercado con antelación y sepan gestionar la “Experiencia del Cliente” tendrán el éxito asegurado, el resto agonizará lentamente hasta su desaparición.

Angel García Butragueño
Director, Consultoría Turismo y Ocio
Bain Trust Consulting Services

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

También te podría gustar...