La protección del viajero es la prioridad para el 94% de los gestores de viajes