La digitalización de los viajes precisa soluciones cibernéticas