El viajero Premium

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

Por: Mónica Coves, Premium Services Director BMC TRAVEL.

El viajero Premium es el más exigente en la organización de sus desplazamientos, tanto si viaja por negocios, como si viaja por placer. Este tipo de viajero tiene muy claras sus necesidades y entiende que sus peticiones deben ser tratadas con la inmediatez que les corresponde.

Por esta razón, es indispensable disponer de un departamento específico para atender estas necesidades sin dilación y ofrecer el servicio que este perfil merece recibir.

Evidentemente cualquier viajero requiere del mejor trato posible, no obstante, en el caso que nos ocupa, las necesidades y expectativas de los viajeros Premium van mucho más allá. El consultor debe ofrecer una experiencia de viaje y gestionarla de forma excelente, pues el viajero espera una ejecución exquisita de sus deseos para crear una experiencia memorable.

Una de las principales características de las que debe disponer el consultor de viajes es la discreción. Para estas posiciones se requiere de una confidencialidad total, además de una disposición 24h/365 días, proactividad, confianza y de un acompañamiento continuado del viajero, antes, durante y después del viaje.

Se requiere de una confidencialidad total, además de una disposición 24h/365 días, proactividad, confianza y de un acompañamiento continuado del viajero, antes, durante y después del viaje.

Las principales necesidades del viajero Premium están relacionadas con el control permanente, la gestión del tiempo, el conocimiento sobre sus gustos, la rapidez en las respuestas y la profesionalidad del consultor. Tenerlo todo bajo control en todo momento para evitar tiempos perdidos es fundamental, ya que “el tiempo es oro”. La complicidad con el viajero o el personal que gestiona sus viajes también es muy importante, es decir, captar sus necesidades sin que este tenga que decirlas nos da la seguridad de saber qué espera.

Por otro lado, en la profesionalidad y eficacia del consultor tiene mucho que ver que en su respuesta nunca haya un no y siempre trate de encontrar la mejor solución.

Actualmente el consultor de viajes se ha convertido en el “confidente de nuestros sueños o de nuestras necesidades viajeras” y debe darles forma para acertar con las expectativas que hemos generado.

Ahora se espera mucho más del trabajo del consultor de viajes, un trabajo que se ha ido especializando con los años, para llegar a profesionales de gran cualificación.

Por este motivo ya no es válida la máxima de antaño que decía que “cualquiera podía ser agente de viajes”. Ahora se espera mucho más del trabajo del consultor de viajes, un trabajo que se ha ido especializando con los años, para llegar a profesionales de gran cualificación.

La necesidad de tener una buena formación, de estar al día en todas las novedades, mejoras y acontecimientos del sector, es un valor seguro para poder disponer de un buen departamento Premium y así brindar lo mejor de nosotros a este perfil de viajero que no se conforma con lo mejor, sino que requiere lo excepcional.

 

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

También te podría gustar...