El turismo de reuniones dejó 20 millones de euros en San Sebastián en 2014