El fraude interno en relación al Business Travel asciende a 33.790 euros anuales por empresa