Dublín, ‘Fáilte go Bhaile Átha Cliath’*

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

Dublín-Fáilte-go-Bhaile-Átha-Cliath-1

*Bienvenido a Dublín

Antes de su incorporación a la comunidad económica europea en 1984, Irlanda era el segundo país más pobre de Europa. Su transformación en estas dos últimas décadas ha sido espectacular, actualmente es uno de los países más ricos de la Unión Europea y el primero en dar facilidades para iniciar un negocio según el informe Doing Business del Banco Mundial. Esto, junto a incentivos fiscales ha convertido a Dublín en centro de operaciones de grandes empresas tecnológicas y digitales (HP, IBM, Apple, Google, Facebook, Linkedin, PayPal y Twitter). Para viajar a esta capital norteña nada mejor que hacerlo a través de Aer Lingus. Se trata de una compañía estatal hasta que este año fue adquirida por el grupo IAG (British, Iberia y Vueling), con base en el aeropuerto de Dublín, que ofrece vuelos directos a Irlanda desde 12 ciudades españolas.

Dublín-Fáilte-go-Bhaile-Átha-Cliath-2

Dublín es una ciudad de dos mitades, la parte norte y la sur, dividida por el río Liffey, en el centro de la ciudad. En el lado norte se sitúa la calle principal de Dublín, O’Connell Street que es la principal arteria donde puedes encontrar multitud de tiendas y gente paseando por sus amplias aceras.

Fundada por los vikingos y ocupada por los normandos, la capital irlandesa ha batallado durante siglos en miles de guerras para convertirse en una ciudad con sello propio. Moderna y rica en historia, es capaz de cautivar a sus visitantes con la mezcla de las más arraigadas tradiciones gaélicas y la frescura de una de las ciudades más jóvenes de Europa. Cuna de grandes músicos y escritores, capital de un país católico luchador y emigrante ha exportado al mundo muchos de sus símbolos: es la ciudad de U2, de Oscar Wilde, James Joyce, del dramaturgo Samuel Beckett, de la cerveza Guiness y de San Patricio.

En la parte sur se encuentra la universidad más antigua y famosa de Irlanda, la Trinity College. En ella podían estudiar solo protestantes, los católicos no pudieron acceder a la enseñanza hasta 1922, sin embargo, la iglesia amenazó con excomulgarlos y hasta los años setenta no se normalizó la situación.

Dublín-Fáilte-go-Bhaile-Átha-Cliath-3

El edificio acoge además el “libro más hermoso del mundo”, el famoso Libro de Kells. Este manuscrito de los evangelios magistralmente ilustrado del siglo IX es una maravilla artística creada por monjes de principios del cristianismo irlandés.

Seguimos caminando hacia el sur donde encontramos el Castillo de Dublín y la Catedral de San Patricio ubicada en el mismo lugar en el que el Santo bautizaba a los paganos irlandeses.

Dublín-Fáilte-go-Bhaile-Átha-Cliath-4

Los hoteles tienen “craic”

Hay una expresión ceoil agus craic que significa ‘música y diversión’ muy utilizada por los irlandeses cuando se refieren a pasar un buen rato con música y copas. Craic (pronunciado crac) es una palabra que no tiene traducción literal, lo más parecido seria ‘diversión’, ‘placer’ o ‘conversación agradable’.

 

Los hoteles en Dublín han desempeñado un papel importante en la vida social de la ciudad durante décadas. Los irlandeses se reúnen con frecuencia en los bares o pubs de sus hoteles. Para conseguir un buen craic y situado en los muelles con vistas al río Liffey, el Morrison es el único hotel boutique en el
lado norte de Dublín. El interior fue diseñado por John Rocha y es una mezcla de altos techos
con una paleta de colores cálidos, arte original, revestimiento de piedra y preciosas moquetas artesanales irlandesas.

Dublín-Fáilte-go-Bhaile-Átha-Cliath-5

The Westin Dublin sorprende mucho ya que detrás de una fachada histórica del siglo XIX, sus 164 habitaciones y 14 suites tienen vistas espectaculares de la arquitectura georgiana de Dublín.

El hotel The Shelbourne ofrece una ubicación en un entorno perfecto con vistas al parque Saint Stephen’s Green. Consta de 265 habitaciones, 22 suites y dispone de diez salas de reuniones y una sala de ceremonias para 350 personas. Otra fantástica oferta para los que aprecian el fácil acceso a una gran variedad de atracciones como el Castillo de Dublín, el teatro de la alegría o el Centro de Convenciones de Dublín es el hotel Radisson Blu Royal que ofrece 150 habitaciones y suites con servicios de alta calidad, 15 salas de reuniones con tecnología de última generación y capacidad para 400 personas.

Dublín-Fáilte-go-Bhaile-Átha-Cliath-6

La cultura del Temple Bar y un buen “Colcannon”

Artistas, músicos y escritores fundaron en la década de los ochenta un enclave bohemio llamado Temple Bar. Actualmente, este laberinto de calles adoquinadas sin tráfico se ha convertido en el epicentro de la cultura alternativa, del cine de autor y de numerosos centros de arte.

En Temple Bar se encuentra el restaurante Cleaver East que ofrece la más refinada cocina irlandesa. Abierto todas los días de la semana ofrece un delicioso menú seleccionado por el chef Oliver Dunne, quien actualmente tiene una estrella Michelin por el restaurante Bon Appetit en Malahide.

Puedes probar la auténtica comida de Dublín en el restaurante The Church, una antigua iglesia reformada y convertida en restaurante que sigue conservando sus vidrieras y órganos. Por las noches, su bodega se transforma en discoteca. Además, aquí se casó Arthur Guinness así que brinda por él o por su cerveza y pide algo típico como un coddle (guiso de salchicha, beicon, cebolla y patata), un colcannon (puré de patatas y col) o un boxty (tortitas de patata y harina).

Dublín-Fáilte-go-Bhaile-Átha-Cliath-7

Otro de los restaurantes más de moda de la ciudad es el Fire, con un elegante diseño interior y una terraza climatizada ofrece una selección de moderna cocina europea. Pegado a él encontramos un lugar perfecto para el lanzamiento de productos, la Mansion House, construida en 1710 y su recientemente reformada Round Room que es la nueva sala del centro de la ciudad por su magnífica forma redonda con un techo abovedado de fibra óptica.

La opción perfecta para vivir la auténtica hospitalidad irlandesa es degustando una pinta negra así que no podéis dejar la ciudad sin visitar la Guiness Storehouse. Fundada por Arthur Guinness, en 1886 era la cervecera más importante del mundo con aproximadamente cinco mil trabajadores de forma directa. Como anécdota sabed que hasta los años noventa se daba una cerveza a las embarazadas debido a la creencia popular que tiene mucho hierro y si vas a donar sangre es típico que te den una pinta para una pronta recuperación.

Como escribió James Joyce “Mejor pasar audaz al otro mundo, en el apogeo de una pasión, que marchitarse consumido funestamente por la vida”. Vista su rápida evolución, esta ciudad le está tomando la palabra.

María García Linares

Sigue la actualidad al minuto en: @rTravelManager / Revista TravelManager
DMC RECOMENDADO:
Virginia Tey, Moloney & Kelly Travel
City Gate, 22 Bridge Street Lower, Dublín 8, Irlanda
T +353 876 646 265
DESDE ESPAÑA, AGENCIA PARA INCENTIVOS Y EVENTOS:
Spain Events
T +34 91 561 93 87
spainevents@spainevents.com
www.spainevents.com

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

También te podría gustar...