¿Conoce las ventajas fiscales de las dietas?

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

dietas

Cuando un empleado es desplazado por su empresa al extranjero o a un municipio distinto al de su centro de trabajo habitual, la percepción de dietas y asignaciones para gastos de viaje suele mencionarse como un punto a favor de dicho desplazamiento, máxime en un contexto de restricciones salariales como en el que hoy nos encontramos.

Y es que las dietas y asignaciones para gastos de viaje gozan, a efectos del IRPF, de un tratamiento fiscal privilegiado que debe ser adecuadamente conocido por la empresa y el empleado, ya que las convierte en un complemento salarial muy interesante a efectos de la optimización fiscal de la retribución de los empleados.

Así, los “gastos de locomoción” por la utilización de medios de transporte públicos están exentos del IRPF siempre que se justifique el importe del gasto (factura, billete de avión, etc.) Si el empleado utiliza su propio medio de transporte, estará exenta la cantidad resultante de computar 0,19 euros por kilómetro recorrido, más los gastos de peaje y aparcamiento que se justifiquen adecuadamente.

Las dietas y asignaciones para gastos de viaje gozan, a efectos del IRPF, de un tratamiento fiscal privilegiado que debe ser adecuadamente conocido por la empresa y el empleado.

En cuanto a los “gastos normales de manutención y estancia”, estarán exentos del IRPF siempre que se produzcan en establecimientos de hostelería de un municipio distinto de aquel donde se encuentra el centro de trabajo habitual del trabajador y de su municipio de residencia, debiendo acreditarse los días, lugares y motivo del desplazamiento. Además, el desplazamiento y permanencia del trabajador en dicho municipio no puede ser superior a nueve meses de forma ininterrumpida.

Cumpliéndose estos requisitos, los gastos por alojamiento debidamente justificados en España y en el extranjero estarán exentos del IRPF. Por otra parte, los gastos de manutención si el trabajador pernocta, estarán exentos hasta 53,34 euros diarios o 91,35 euros diarios según se trate de un desplazamiento dentro de España o al extranjero, respectivamente. Si no pernocta, las cantidades exentas se reducirían respectivamente a 26,67 o 48,08 euros diarios.

Pero, ¿qué sucede con los empleados que, por la propia naturaleza de su trabajo, habitualmente se ven obligados a desplazarse? Consciente de esta realidad, la normativa del IRPF mejora expresamente el tratamiento fiscal anterior en el caso del personal de vuelo de las compañías aéreas, incrementando las asignaciones exentas para gastos normales de manutención sin pernocta a 36,06 euros y 66,11 euros diarios, según se trate de un desplazamiento dentro de España o al extranjero, respectivamente. Si en un mismo día se produjeran desplazamientos dentro y fuera de España, la cuantía aplicable es la que corresponda según el mayor número de vuelos realizados, o, en caso de que se realice el mismo número de vuelos al extranjero y dentro de España, la Administración ha admitido la duración de los vuelos como el criterio determinante del régimen aplicable. Asimismo, la normativa contempla especialidades para los funcionarios españoles en el extranjero y para los gastos de estancia percibidos por conductores dedicados al transporte de mercancías por carretera.

La normativa del IRPF mejora el tratamiento fiscal anterior en el caso del personal de vuelo de las compañías aéreas, incrementando las asignaciones exentas para gastos de manutención sin pernocta.

Por último, es importante recalcar que las empresas deberán llevar un control detallado y conservar la documentación correspondiente a las dietas satisfechas durante el plazo de prescripción de cuatro años, ya que, cuando no se cumplan los requisitos mencionados, el importe reembolsado o satisfecho por la empresa al trabajador como consecuencia del desplazamiento o el exceso sobre las cuantías exentas tendrá la consideración de renta del trabajo tributable, sometida en su caso, a retención o ingreso a cuenta del IRPF.

Óscar Alonso Albarrán
Socio de PwC Tax & Legal Services

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

También te podría gustar...