Bremen y Bremenhaven, dos ciudades, un solo estado

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

BREMEN Y BREMENHAVEN

Bremen es una ciudad forjada por el comercio y su carácter independiente que ha sabido convivir con toda la saga de emperadores alemanes a lo largo de sus 1.200 años de historia. Más allá de la popularidad conseguida con el cuento de los cuatro intrépidos animales de los hermanos Grim, esta ciudad Hanseática a orillas del río Weser, consigue cautivar al visitante con sus varios centros de interés distinguidos por la UNESCO como Patrimonio Universal.

Pese al mal tiempo que impera en el norte de Alemania, aquí los parques y jardines se viven y disfrutan a lo largo de todo el año. La visita al jardín botánico (Botanika) es una ocasión para disfrutar, no solo para los aficionados a las plantas, puesto que debido a su extensión es una de las mayores colecciones del mundo de rhododendron y azaleas.

Siguiendo con las zonas verdes y de ocio más importantes de la ciudad, es el Bürgerpark, o parque de la ciudad. Un impresionante extensión, más cercano a la definición de ‘bosque’, se puede recorrer a pie o en barca por los lagos y canales que serpentean tan frondosos caminos desde el 1886. Se puede terminar la visita al parque en el pintoresco restaurante Meierei donde poder degustar especialidades locales junto a la chimenea o cuando el tiempo lo permita, en la terraza desde la que se divisa el parque entero.

Ayuntamiento

El ayuntamiento sobrevivió la Segunda
Guerra Mundial, que destruyó el 60% de
la ciudad, solo con daños menores.

Pocas plazas de ciudades europeas se han atrevido a tener su catedral en un segundo plano frente al protagonismo de la Asociación de Comerciantes (Schütting), y es que el libre comercio y el espíritu luterano forjaron el carácter hospitalario y austero de esta ciudad. Precisamente frente a esta, la Marktplatz, encontramos el Ayuntamiento de 600 años de antigüedad con su fachada realizada según el estilo del Renacimiento Weser, que en 2004 la UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad junto con la estatua de Rolando, símbolo de independencia y la fuerza de una raza de comerciantes abiertos al océano. En la sala superior del Ayuntamiento, la sala de fiestas más bella y representativa de Bremen, es donde antiguamente se reunían los concejales. Justo debajo del Ayuntamiento se halla la bodega más antigua de Alemania, el Ratskeller de 1409. Con 650 prestigiosas variedades, esta bodega alberga la mayor colección de vino alemán.

A tan solo unos minutos caminando de la Markplatz, nos adentramos en el tiempo al singular barrio de Schnoor (cordón, en alemán antiguo), donde se encuentran alineadas las antiguas casas de escasos metros de fachada como si de perlas ensartadas en un cordel se trataran.

En el este barrio los visitantes pueden pasear justo al lado del río Weser entre orfebrerías y talleres artesanales, tomarse un descanso en uno de los múltiples cafés o restaurantes, o sumergirse en la historia de la ciudad en La Casa de la Historia de Bremen (Bremen Geschichtenhaus). Se trata de una propuesta interactiva de explicar al invitado la historia de la ciudad a través de recreaciones y de los actores que interpretan a personajes de la época anónimos. Por medio de las vivencias que cuentan al visitante se puede hacer uno a la idea de cómo era la vida de esa gente cientos de años atrás. También es aquí donde la Bremer Shakespeare Company pone en escena todo el año con mucha fidelidad e ingenio las obras del autor inglés. Sus actores son capaces de recrear y amenizar cualquier visita de grupo para darle ese valor añadido e inesperado que hace a uno adentrarse en la verdadera historia del lugar. El mismísimo Ludwig Roselius se nos apareció en la visita y nos explicó que en el año 1903 y debido a empaparse uno de sus cargamento de café durante una tormenta, descubrió el proceso para descafeinar el café; fue él el verdadero descubridor del café descafeinado. Y es que Bremen, es una ciudad tejida de narraciones orales.

Bremerhaven

Bremerhaven es una
de las dos ciudades
que forman el
Estado de Bremen en
Alemania.

BREMENHAVEN, EL PUERTO DE BREMEN
A tan solo 60km de Bremen encontramos a su media naranja Bremenhaven, la ciudad portuaria donde estaba la mayor parte de la flota mercante alemana. El Atlantic Hotel Sail City tiene el edificio más alto de la ciudad con un mirador plataforma y centro de conferencias. Sin movernos apenas y a no más de tres minutos caminado, encontramos en la misma zona el Museo Nacional Marítimo, que dispone del Seute Deern, antigua galera que da nombre al restaurante donde se puede disfrutar de cenas en grupo y degustar el mejor pescado de la zona y la célebre cerveza local Beck’s. El Klimahaus Bremenhaven 8º Ost es un edificio que parece un gran buque de guerra y alberga en realidad una especie de ‘museo del clima’, muy acorde con la conciencia social de la problemática de la sostenibilidad y el cambio climático. Por último, y sin dejar el paseo marítimo, encontramos el Zoo del Mar y el Centro de Emigración Alemán. Espacios todos aptos para organizar recepciones en grupo.

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

También te podría gustar...