Barcelona y Madrid se sitúan entre las 10 ciudades europeas más visitadas