Barcelona, en el podio mundial del turismo de reuniones