Al menos el 82% de las empresas han sufrido algún tipo de fraude