Responsabilidad de directivos y propietarios

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

Katia-Estace-Gil---revista-travel-manager

Autora: Katia Estace Gil, directora de Mercado Turismo de Aon Risk Solutions.

Cuando un Directivo o Propietario se plantea cuál es la mejor manera de proteger su empresa frente a posibles riesgos o reclamaciones que pueda recibir en el marco de su actividad profesional, debe analizarlo contemplando dos escenarios: el primero, que la reclamación afecte a su empresa o vaya dirigida contra la misma, o segundo, que vaya dirigida directamente contra él como Directivo.

Este último supuesto cada día se está produciendo más, por lo que además de tener presente la contratación de un buen seguro de Responsabilidad Civil Profesional, que cubra el día a día de nuestra empresa, debemos plantearnos la opción de contratar o añadir al contrato de seguros que ya tengamos la cobertura de Responsabilidad de Directivo o propietario conocida como D&O.

Debido al reciente escenario económico la cultura de la reclamación ha crecido y observamos que, en algunos casos, se presenta la misma contra la empresa y contra el Directivo a la vez. Esta maniobra obedece al intento de que el reclamante tenga más opciones de éxito en su reclamación, y pone en riesgo el patrimonio personal el Directivo o Propietario.

Debido al reciente escenario económico la cultura de la reclamación ha crecido.

Conocedores de la actual legislación existente para el sector turismo y de las agencias de viajes, debemos dar un tratamiento específico a las situaciones de dicho sector y de sus actores. En base a ello, y desde el sector asegurador, se ha movido ficha poniendo en el mercado diferentes tipos de seguros, como el de Responsabilidad D&O para Directivos y propietarios, que amparan las reclamaciones contra las integrantes del consejo de administración de las empresas, directivos o propietarios, ya se produzcan desde fuera de la misma o incluso desde dentro.

Casos como la reclamación del accionista mayoritario contra el propio financiero por culpabilizarlo de una situación económica, la reclamación de un empleado por temas de mobing, la reclamación contra Directivos por concursos de acreedores o desde fuera de la empresa por la gestión particular de un tema al que consideran responsable a un directivo en concreto, son ejemplos de casos que nos hemos encontrado y que tienen cobertura por parte de estos seguros, ya sea cubriendo, en la mayor parte de las veces, costosas actuaciones judiciales o indemnizando finalmente a los perjudicados.

Aparecen seguros que amparan las reclamaciones contra las integrantes del consejo de administración de las empresas, directivos o propietarios.

En nuestro caso y desde Aon creemos que todo este tipo de responsabilidades deben estar cubiertas bajo un único contrato, para facilitar la administración y el coste del mismo y dar cobertura a las diferentes situaciones que se puedan plantear.

Nuestra recomendación sería la de dedicar un espacio de tiempo para analizar qué tenemos contratado en cuanto a coberturas por Responsabilidades Profesionales para nuestra empresa y para los Directivos de la misma. Quizás ese tiempo que dediquemos sea una de las mejores inversiones en seguridad que hagamos.

Dicen que el mejor seguro que existe es el que no se utiliza, pero estemos preparados para ello y contratemos el mejor posible.

Katia Estace Gil

Directora de Mercado Turismo de Aon Risk Solutions

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

También te puede interesar