Montse Empez Vidal, directora de compras de Applus+

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

Montse Empez Vidal

Applus+, empresa española con una clara vocación y trayectoria internacional, es una de las compañías líderes mundiales en inspección, ensayos y certificación. Proporciona soluciones a clientes en todo tipo de sectores con el fin de garantizar que sus activos y productos cumplen con las normativas y reglamentos medioambientales, de calidad, salud y seguridad. Montse Empez nos da las claves de cómo dirigir a nivel mundial una red de compras.

Nuestra gestión de compras en Applus es global: atendemos las necesidades de 65 países en cinco continentes.

¿Cómo te llevó tu trayectoria profesional a terminar en Applus+?
Como suelen aparecer los grandes proyectos, de repente. Applus me presentó un reto profesional que no podía rechazar: definir y desarrollar desde cero toda una estructura internacional de compras, con visión global y que cubriera mercados en cinco continentes. Y estamos hablando de 65 países.

¿En qué consiste básicamente tu trabajo?
Mi trabajo tiene un matiz muy internacional. España es un país receptor de acuerdos internacionales y poco emisor de ellos. Nuestra agencia es CWT, con base en Estados Unidos, aunque es desde España desde donde generamos acuerdos marco para el resto de los países. En la medida en que somos un país poco acostumbrado a tomar estas iniciativas, resulta arduo y complejo generar un acuerdo marco desde España para su implementación a nivel mundial. Otra de las funciones del departamento que dirijo consiste en revisar si la política concreta que elaboramos en nuestro país respeta y está conforme con la filosofía global de la compañía; además de dar las indicaciones pertinentes a nuestra agencia para cumplirlas. Revisamos trimestralmente los resultados para ver si se han cumplido objetivos.

Resulta arduo y complejo generar un acuerdo marco desde España para su implementación a nivel mundial.

¿Cómo es vuestra política de viajes?
La política global del grupo establece pautas generales pero deja la puerta abierta a que cada país concrete y desarrolle su propia adaptación a la normativa (unas 50 páginas), teniendo en cuenta los valores de la compañía, el apartado de gastos, las recomendaciones de viajar de la manera más eficiente, normas de seguridad, etc. La política de viajes depende del departamento que viaje y de la actividad que desarrolle el profesional en cuestión. A veces se tienen que gestionar filosofías diferentes, que pueden llegar a ser incluso extremas en temas relacionados con formatos (puente aéreo, el uso del low cost), importes para gastos en dietas, etc.

¿Negociáis directamente vosotros con los proveedores o se encarga vuestra agencia?
Depende de la naturaleza del asunto. Algunos de ellos han sido tradicionalmente negociados por nosotros, como aerolíneas y Renfe, mientras que por ejemplo las estancias en hoteles, son gestionadas por la agencia. Tenemos establecido desde hace algún tiempo un programa de hoteles, así como las bases generales de gasto de pernoctaciones y conseguimos cerrar precios concretos, que se encarga de negociar CWT. Los seguros de viajes los negociamos nosotros directamente, a través del departamento de seguros con la colaboración del departamento de compras y Health & Safety.

¿Cuál es el proceso a la hora de realizar una reserva?
Contamos con una herramienta interna de auto-reservas que utiliza normalmente una secretaria de cada departamento o mediante peticiones directas a la agencia. Si la petición está dentro de la política de viajes, no interviene nadie más. Si no es así, y hay que considerar o validar excepciones, hay una persona en cada división que canaliza la gestión y su aprobación.

¿Cómo implementáis la política de seguridad?
Disponemos de un gran abanico de posibilidades: desde las más sencillas (una guía básica de recomendaciones al viajero), hasta las más complejas y críticas en este ámbito, que es disponer de una buena cobertura médica. Para nosotros es una prioridad y hacemos mucho hincapié en contratar buenos seguros de viajes, como el que tenemos con International SOS, asegurándonos que tengan la máxima cobertura. Consideramos todas las contingencias: se trata de contar con una cobertura médica en hospitales en cualquier parte del mundo, con aviones medicalizados, si el caso lo requiere, y solucionar cualquier incidencia en casos extremos. Applus cuenta, además, con un servicio de repatriación en situaciones de amenaza de seguridad e integridad de nuestro personal, que realizamos con urgencia, fletando charters o aviones privados en situaciones de conflicto.

¿Te encargas también de todo lo relacionado con el sector MICE?
La filosofía de la compañía no lo contempla. Nuestros eventos son muy locales y concretos.

Para nosotros es una prioridad y hacemos mucho hincapié en contratar buenos seguros de viajes.

Volviendo al tema de los viajes, ¿lleváis control de la experiencia del viaje a posteriori?
Sí. La agencia realiza encuestas al viajero dos veces al año, de forma específica, y disponemos de un servicio de encuesta permanente, desde el que pueden explicar su experiencia. Además contamos con un canal propio en el que damos la oportunidad al viajero a que opine sobre su viaje. Estamos trabajando, mano a mano, con CWT en la implementación de una aplicación exclusiva para los empleados de Applus, parecida a TripAdvisor, para recoger opiniones, comentarios, mejoras, etc. A ello se dedica principalmente mi compañera Marta Risquez que canaliza todas las incidencias, planes de mejora continua, etc.

¿Crees que se está recuperando el sector de los viajes de negocios?
Depende del sector. Sí observamos un recuperación acelerada en el sector de Oil & Gas, propiciada por la movilidad que requieren la naturaleza de los proyectos (muy internacionales). En el ámbito de las consultorías técnicas, sin embargo, la recuperación está siendo más lenta, muy por detrás de la actividad registrada en los últimos tres años.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?
La posibilidad de marcar la estrategia, comprobar su utilidad, hacer los ajustes pertinentes y la satisfacción de lograr una buena negociación. También la satisfacción en dar una gestión y control económico óptimo, tanto para la empresa como para los usuarios de estos servicios.

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

También te puede interesar