El fraude en los gastos de viaje llega a 723 euros por empleado y año

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

Estudio-Captio-

Según un reciente Informe publicado por Captio sobre el fraude interno y la gestión de gastos, las empresas pierden una media de 723 euros por persona y año por las irregularidades contables cometidas por parte de los trabajadores que deben realizar viajes.

Estas conclusiones se han extraído tras analizar 1,3 millones de gastos por desplazamientos de una muestra de 130 empresas, que disponen de una plantilla 6.070 trabajadores que viajan de forma regular.

Los principales efectos del fraude interno en las empresas son la reducción de la competitividad y un cambio en las decisiones estratégicas de las compañías, ya que implican subir los costes de los productos y servicios que ofrecen. El estudio analiza las hojas de gastos reportadas por estas 130 empresas durante el año 2015. De los 1,3 millones de gastos analizados, un 12,8% son potencialmente fraudulentos. Las pymes son las que reciben más justificantes presuntamente fraudulentos (13% de los gastos), y en las grandes empresas se da un poco menos (en un 10% de los gastos). El informe de Captio, que analiza a 130 empresas de España, Francia, Reino Unido e Italia, es muy claro: las empresas que sufren más los efectos del fraude interno son las pequeñas.

Así pues, resulta innegable que el fraude por persona es mucho más elevado en las empresas pequeñas que en las empresas grandes. Esto de puede explicar por varios motivos.

Las grandes empresas suelen tener más herramientas tecnológicas de control de gastos, por lo que resulta más difícil que se den casos de fraude, y se suelen dar muchas más auditorías de gastos, por lo que los gastos efectuados son detectados mucho más fácilmente. En cambio, en las pequeñas empresas, se disponen de menos recursos para dedicar a la detección y prevención de fraude, así como menos innovación empresarial dirigida a este sector. Además, las grandes corporaciones también suelen tener políticas de gastos y códigos de conducta más definidos, además de una concienciación mayor sobre la necesidad de controlar el fraude por parte de todos los miembros de la empresa, gracias entre otras cosas a la formación específica que pueden recibir los trabajadores.

 

 

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

También te puede interesar